Editorial Soldesol > Santiago Girón

Santiago Girón

(La Carolina, 1963)
Es un dibujante y guionista de cómic ejidense.
Entre sus trabajos cabe destacar las colaboraciones como guionista con Paco Nájera en los dos primeros tomos de la saga Tartessos, el cómic (Almuzara) y con Fran Carmona en la serie de humor La oveja samurai (Ominiky).

Con Rafa Amat colaboró, en varios comics-book de parodia para la editorial barcelonesa FX Grafic. Hace poco publicaban juntos también Las fases de la luna con SoldeSol.

Y uno de los últimos trabajos de Santiago, junto al guionista madrileño Jesús Rubio, es el primer tomo de la serie Garrido titulado Música de barrio y publicado también por SoldeSol.

facebook Instagram

Todas las obras de Santiago Girón

Las vacaciones del ángel de la guarda

Las vacaciones del ángel de la guarda

Años 70. Los periódicos traen en primera plana el robo de unas valiosas joyas. Se sospecha de un chico joven, tal vez universitario. Mientras tanto, Chema y Coque, dos estudiantes de último curso, ponen un anuncio para encontrar un nuevo compañero de piso. Sergio, un joven de su misma edad y aficiones, responde al anuncio. Para ganarse la confianza de sus nuevos camaradas, Sergio les hace varios regalos y los saca de diversos aprietos, demostrando una considerable valentía, determinación y falta de escrúpulos…

Las fases de la luna

Las fases de la luna

La muerte del padre de Luna, con quien mantenía una relación muy estrecha, la sume en una gran confusión en la que los sueños y la fantasía mandan sobre la realidad. Luna, a sus quince años, sufrirá las diferentes fases del duelo en un periplo amargo y caótico. Agotada por el dolor y la tristeza, su febril imaginación tomará las riendas para conducirla en un descenso desenfrenado a los infiernos del alma. Ni profesores, ni amigos, ni psicólogos, ni la fe cristiana, ni su propia madre, parecen frenar su enfermiza caída.

Evania

Evania

El destino de Evania es incierto.
¿Salvará a la humanidad o será ella el instrumento que destruya su mundo?

Garrido

Garrido

Decía Aute que el tiempo te convierte en asesino del niño que fuiste alguna vez.

Tal vez sea verdad, porque entre mis compañeros de instituto puedo reconocer a tres homicidas y a varias de sus víctimas.

Apenas recuerdo cómo éramos, cómo era yo o cómo imaginaba que seríamos.

El tiempo se encargó de borrar los recuerdos y los sueños.

El tiempo: ese gran asesino.